Salud

La salud física, mental y también visual son los temas centrales de la Body Academy. Para mejorarlas, me centro en la atención holística, que comienza con un análisis y una anamnesis exhaustivos. Porque cada persona no sólo tiene problemas, deseos y objetivos diferentes, sino también condiciones de salud y genéticas muy individuales. Mi planteamiento es que para conseguir mejoras tangibles, cuantificables y visibles, hay que seguir varios caminos al mismo tiempo. En mi opinión, las personas que optimizan su dieta, utilizan de forma selectiva suplementos nutricionales y otros productos y mantienen un nivel razonable de forma física tienen las mejores condiciones para estar más sanas, tener mejor aspecto, envejecer más lentamente y vivir más tiempo.

Salud mitocondrial

Las mitocondrias son las centrales energéticas de nuestras células y desempeñan un papel crucial en nuestra salud. Su función principal es producir energía a partir de los alimentos que ingerimos. Esto tiene lugar principalmente a través de la producción de ATP (trifosfato de adenosina) dentro de nuestra cadena respiratoria. Factores como una mala alimentación, las influencias medioambientales, el estrés y la falta de sueño dañan y destruyen las mitocondrias. El resultado es fatiga frecuente, agotamiento, cambios de humor y una gran susceptibilidad a las infecciones. Un alto nivel de daño en las mitocondrias también conduce a un envejecimiento visiblemente más rápido del organismo, que a menudo se asocia con el desarrollo de diversas enfermedades.
Sin embargo, es posible restablecer la salud de las mitocondrias dañadas. Mejor aún, a través de ciertos cambios en el estilo de vida, una mejor alimentación, suplementos nutricionales y actividad física como ejercicios de fitness y relajación, se puede incluso aumentar significativamente el número de mitocondrias en las células. Esto no sólo mejora la salud y la vitalidad, sino que también tiene un efecto antienvejecimiento natural y aumenta la esperanza de vida. Por este motivo, la salud mitocondrial es uno de los temas centrales de la Body Academy, que tratamos con especial intensidad.

Salud del sistema inmunitario

El sistema inmunitario es el sistema de defensa del cuerpo humano. Se trata de una compleja red de células, tejidos y moléculas que protege al organismo de influencias nocivas, sustancias extrañas y agentes patógenos como bacterias, virus o células cancerosas. El 80% de nuestras células inmunitarias se encuentran en el intestino. Nuestro cuerpo tiene un sistema inmunitario innato que está activo desde el nacimiento y un sistema inmunitario adquirido que se desarrolla a lo largo de la vida.
El sistema inmunitario está muy influido por diversos factores, como el sueño, el estrés, el ejercicio o la dieta. Un estilo de vida poco saludable puede debilitarlo y desencadenar muchas enfermedades. El sistema inmunitario puede reforzarse de forma sostenible mediante una dieta equilibrada y optimizada, complementos alimenticios especiales, suficiente ejercicio y buena forma física, así como ejercicios de relajación y sueño.
Created by potrace 1.16, written by Peter Selinger 2001-2019

Salud metabólica

El metabolismo es un proceso complejo que tiene lugar en cada célula del cuerpo y es esencial para la vida. Garantiza que los alimentos que ingerimos se conviertan en energía y se utilicen para el funcionamiento del organismo. El metabolismo se divide en dos fases. El metabolismo de acumulación es responsable de la formación y renovación de los tejidos y órganos corporales. El metabolismo de degradación es responsable de la conversión de nutrientes en energía y de la excreción de los productos de desecho metabólicos.
Un metabolismo alterado puede desencadenar cuadros patológicos como el hipotiroidismo o la diabetes. Pero incluso los problemas leves causados por una ralentización del metabolismo no sólo pueden provocar antiestéticos depósitos de grasa, sino también favorecer otras enfermedades. Para mantener el metabolismo sano, es importante una buena alimentación y actividad física. Los complementos alimenticios también pueden tener un efecto estimulante sobre el metabolismo.

Salud del sistema hormonal

Las hormonas son importantes mensajeros de nuestro organismo y permiten que las células y los órganos se comuniquen entre sí de forma selectiva. Las hormonas desempeñan un papel decisivo en muchos procesos del organismo, a menudo vitales. Entre otras cosas, regulan el equilibrio energético e hídrico, el crecimiento y la reproducción. Las hormonas también influyen en nuestro comportamiento, nuestros sentimientos, nuestros ritmos diurnos y nocturnos y nuestra sexualidad. Un equilibrio hormonal controlado es la base de una buena salud física y mental.
Una disminución de los niveles hormonales, como la testosterona o los estrógenos, que es bastante normal en la vejez, conduce inevitablemente a la pérdida de masa muscular, a una disminución de la capacidad mental o incluso a un debilitamiento de la energía y la potencia. A menudo, sin embargo, la obesidad y un estilo de vida inadecuado también son responsables de unos niveles hormonales deficientes. Por supuesto, se puede influir en los niveles hormonales y mantenerlos dentro de los límites normales mediante diversas medidas, como la dieta, los suplementos dietéticos, el ejercicio físico o un sueño suficiente.

Salud de la piel

Con una superficie de casi 2 metros cuadrados y casi una sexta parte de nuestro peso corporal, la piel es nuestro órgano más grande y visible. Consta de tres capas, la epidermis, la dermis y la hipodermis, que a su vez constan de varias capas como folículos y glándulas. La piel desempeña un papel crucial en nuestro estado de salud y bienestar. No sólo constituye la primera línea de defensa contra bacterias y virus, sino que también regula el equilibrio de líquidos y nuestra temperatura corporal. La piel es muy sensible y registra hasta el más ligero roce y el más leve dolor.
La piel también es un órgano dinámico que cambia constantemente. Debido al proceso natural de envejecimiento, a influencias ambientales como la exposición al sol o el estilo de vida, los cambios visuales a lo largo de los años pueden ser muy notables. Para mantener la piel sana y visualmente joven, existen diversas posibilidades, empezando por una buena alimentación, suplementos adecuados, una cantidad saludable de ejercicio y entrenamiento físico, regeneración y sueño, pero por supuesto también productos cosméticos y cremas solares. Por último, pero no por ello menos importante, los tratamientos y terapias específicos pueden estimular la piel para que se regenere mejor, así como para que se forme nuevo tejido colágeno y parezca así más joven.

Salud ósea y articular

Los huesos forman parte del sistema musculoesquelético. Junto con los músculos, tendones y ligamentos, nos permiten movernos. También protegen nuestros órganos internos, como el corazón, los pulmones y el cerebro. Los huesos están formados por células óseas y minerales como el calcio y el fosfato. Gracias a su estructura interna, los huesos son estables y al mismo tiempo lo suficientemente elásticos como para soportar la presión y la tracción, así como una ligera flexión y torsión.
Los músculos son responsables del movimiento del cuerpo y están formados por fibras musculares y tejido de fibras musculares. El ejercicio regular y la actividad física pueden ayudar a aumentar la masa muscular y mejorar la fuerza muscular. Una dieta equilibrada con suficientes proteínas también es importante para desarrollar los músculos.
Con la edad, la densidad ósea disminuye. Esta pérdida ósea suele ser la causa de dolores de espalda de leves a intensos. No es infrecuente que vaya acompañada de una deformación del aparato óseo, que también puede apreciarse visualmente en forma de joroba, por ejemplo. Sin embargo, la pérdida de masa ósea también conlleva una mayor propensión a las fracturas de baja energía, que a veces pueden pasar desapercibidas durante mucho tiempo. La descomposición del líquido articular y de la masa cartilaginosa de las articulaciones suele provocar dolor. Este proceso degenerativo de desgaste de la masa cartilaginosa también da lugar a enfermedades como la artrosis, entre otras, muy extendidas en la vejez.
La salud de huesos y articulaciones puede mantenerse y mejorarse con diversas medidas. También se pueden mejorar notablemente las dolencias y los cuadros clínicos existentes. La base de unos huesos y articulaciones sanos es una dieta sana y equilibrada rica en vitaminas, minerales y proteínas. Se pueden utilizar diversos suplementos dietéticos, como los péptidos de colágeno, para proporcionar nutrientes adicionales a los huesos y las articulaciones y para fortalecerlos o contrarrestar su deterioro. Los ejercicios físicos también ayudan a fortalecer los huesos y a contrarrestar eficazmente la deformación.

Salud del cerebro y los nervios

El cerebro y el sistema nervioso son los centros de control de nuestro cuerpo. Son responsables del control y la regulación de los movimientos corporales, los sentidos, las emociones y el pensamiento. El sistema nervioso está formado por miles de millones de células nerviosas que están conectadas entre sí a través de las llamadas sinapsis y transmiten señales entre las células. Una función importante del sistema nervioso es la transmisión de señales mediante impulsos nerviosos. Una alteración de la transmisión de señales puede influir negativamente en la función cerebral y provocar diversas enfermedades del sistema nervioso, como Alzheimer, Parkinson o esclerosis múltiple.
Para mantener sano el sistema nervioso, es importante garantizar una dieta equilibrada y el suministro de vitaminas, minerales, sustancias vegetales secundarias y, sobre todo, grasas buenas de alta calidad. Como esto es muy difícil de cubrir con alimentos, es aconsejable tomar suplementos de alta calidad en dosis adecuadas. También son importantes la relajación y el sueño suficientes. Actividades físicas como ejercicios especiales de fitness y relajación, yoga o meditación también pueden ayudar a fortalecer el cerebro y el sistema nervioso.
Created by potrace 1.16, written by Peter Selinger 2001-2019

Salud cardiovascular

El sistema cardiovascular es de vital importancia para nuestro organismo, ya que garantiza el suministro de oxígeno y nutrientes a todos los órganos y tejidos. El corazón es el motor central que bombea la sangre al interior del cuerpo a través de las arterias. Las arterias, a su vez, transportan la sangre a los distintos órganos y tejidos donde aporta oxígeno y nutrientes antes de volver al corazón a través de las venas. Un trastorno del sistema cardiovascular puede provocar diversas enfermedades, como hipertensión arterial, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular o arritmia cardiaca.
Una dieta equilibrada, ejercicio regular y evitar sustancias nocivas son factores importantes que pueden fortalecer el sistema cardiovascular. Para promover aún más la salud del corazón y mejorar los problemas cardiacos existentes, se pueden tomar diversos suplementos dietéticos muy eficaces, además de medicamentos. Esto también es posible en forma de curas de alta dosis. Los ejercicios físicos específicos, las técnicas de relajación como el yoga o la meditación también pueden ayudar a reducir la tensión arterial y fortalecer el sistema cardiovascular.

Salud estomacal e intestinal

El estómago es un órgano muscular hueco. Su principal función es absorber los alimentos del esófago, mezclarlos y descomponerlos. A continuación, pasa la pulpa predigerida en pequeñas porciones al duodeno. Sin embargo, el estómago también es responsable de otras tareas, como descomponer las proteínas o combatir los agentes patógenos.
La principal tarea del intestino es la digestión de los alimentos. Sin embargo, el intestino hace mucho más. Produce varias hormonas, como la serotonina, la dopamina y la melatonina. También regula el equilibrio hídrico del organismo. Por último, el intestino desempeña un papel importante en la defensa contra los agentes patógenos. Entre el 70 y el 80 por ciento de nuestras células inmunitarias se encuentran en el intestino. Por lo tanto, un intestino en buen estado y que funcione correctamente es un factor fundamental para nuestra salud y requiere una atención especial.
Para que el estómago y los intestinos funcionen bien y se mantengan sanos, hay que seguir una dieta sana, rica en variedad y fibra. Sin embargo, esto puede variar de una persona a otra, ya que cada persona reacciona de forma diferente a los macronutrientes proteínas, carbohidratos y grasas, y cada uno tiene diferentes tolerancias. Esto debe analizarse. Además, diversos micronutrientes en forma de suplementos ayudan a aumentar de forma sostenible la salud del estómago y los intestinos.

Salud hepática y biliar

El hígado es el órgano metabólico central del cuerpo humano y cumple tareas vitales. El hígado convierte los nutrientes de los alimentos en sustancias útiles para el organismo, las almacena y las libera a las células según sea necesario. Además, el hígado absorbe toxinas como el alcohol o los productos de degradación de las drogas, las convierte en sustancias no tóxicas o se encarga de que puedan ser excretadas a través de la orina.
El hígado desempeña un papel fundamental en todos los procesos metabólicos. En el metabolismo de las grasas, las células hepáticas las descomponen y generan energía. También producen entre 800 y 1.000 ml de bilis al día. La bilis ayuda a descomponer y absorber las grasas. En el metabolismo de los hidratos de carbono, el hígado garantiza, entre otras cosas, que el nivel de azúcar en la sangre (glucosa en sangre) se mantenga constante. Si el nivel de azúcar en la sangre aumenta, por ejemplo después de una comida, el hígado absorbe el azúcar a través de la vena porta y lo almacena en forma de glucógeno. Sin embargo, el hígado no sólo almacena azúcar, sino también vitaminas y minerales y los libera a la sangre cuando los necesita. El hígado también desempeña un papel importante en el metabolismo de las proteínas. Las células hepáticas transforman los aminoácidos de los alimentos de forma que también se pueda obtener energía a partir de ellos.
Para mantener sanos el hígado y la vesícula biliar, la dieta debe ser lo más baja posible en azúcares y grasas. Asimismo, es importante evitar toxinas como el alcohol, que dañan enormemente el hígado. Sin embargo, incluso con una dieta y un estilo de vida saludables, el hígado está sometido a mucha presión, sobre todo por la medicación. Las toxinas que no abandonan el hígado y la vesícula biliar se almacenan en forma de cálculos biliares y pueden provocar problemas tarde o temprano, pero siempre suponen una carga para todo el organismo.

Salud renal y suprarrenal

Los riñones son órganos pares pertenecientes al aparato urinario. Realizan diversas tareas en el organismo. La función más importante de los riñones es la desintoxicación. Los riñones se encargan de excretar los productos de desecho metabólicos y las toxinas a través de la orina. También regulan el equilibrio de agua y electrolitos. Además, en los riñones se producen hormonas vitales. Aunque los riñones están diseñados en pares, es posible vivir con un solo riñón sin ninguna queja.
Los riñones son, por así decirlo, las depuradoras del cuerpo; producen orina y la utilizan para excretar productos de desecho como la urea, que se producen en el organismo o se ingieren a través de los alimentos. El cuerpo también puede eliminar medicamentos, drogas o toxinas a través de la orina. Además de la producción de orina, los riñones tienen otras tareas importantes. Los riñones regulan el equilibrio de líquidos reteniendo agua o excretando más con la orina. Esto también influye directamente en la tensión arterial. Además, ciertas células de los riñones producen la proteína renina. Ésta tiene un efecto similar al de una hormona que eleva la tensión arterial.
Los riñones producen otras hormonas importantes, la eritropoyetina y el calcitriol. La eritropoyetina favorece la formación de glóbulos rojos. El calcitriol es la forma activa de la vitamina D y regula, entre otras cosas, la cantidad de calcio en el organismo. Los riñones también mantienen en equilibrio el llamado equilibrio ácido-base. En otras palabras, se encargan de que la sangre no sea demasiado ácida ni demasiado alcalina. Los riñones también influyen en el metabolismo energético. Si hay demasiado poco azúcar (glucosa) en la sangre, los riñones pueden producir azúcar por sí mismos y liberarla en la sangre.
Los riñones y las glándulas suprarrenales se mantienen sanos con una dieta a base de proteínas magras con moderación, cereales integrales, legumbres, frutas y verduras. Por supuesto, también es importante encontrar la cantidad adecuada y evitar toxinas como el alcohol o demasiada sal. También hay varias formas de desintoxicar los riñones y eliminar los cálculos renales de forma natural, por ejemplo. De este modo, los riñones se mantienen sanos y eficaces a largo plazo.

Salud masculina

La libido y la erección en los hombres están influidas principalmente por los niveles hormonales del organismo. La testosterona es la hormona masculina más importante y desempeña un papel fundamental en la regulación del deseo sexual y la erección. Unos niveles bajos de testosterona pueden provocar una disminución de la libido y problemas de erección.
Hay muchas formas diferentes de influir positivamente en los niveles de testosterona a cualquier edad y mejorar las funciones del organismo. La base de un buen nivel hormonal es una dieta sana y equilibrada, rica en proteínas y grasas saludables, una forma sana de afrontar el estrés y dormir lo suficiente. Muchos suplementos diferentes también pueden ayudar a aumentar los niveles hormonales, como la testosterona, de forma natural. Éstos deben tomarse en dosis suficientes y durante toda la vida para que surtan efecto. Un entrenamiento físico especial y regular también contribuye a aumentar la producción hormonal.
Para mantener las hormonas, como la testosterona en este caso, pero también otras hormonas y valores esenciales dentro del rango ideal, tiene sentido un análisis de sangre. De este modo, se puede determinar el estado real exacto de muchos valores sanguíneos y actuar en consecuencia. Un enfoque holístico puede influir muy positivamente en la „salud masculina“. Por cierto, la terapia hormonal sustitutiva también ofrece aquí una solución adecuada.
Created by potrace 1.16, written by Peter Selinger 2001-2019

Salud de la mujer

Muchas mujeres tienen problemas de salud a medida que envejecen, pero también problemas mentales por los cambios que experimenta su cuerpo. Esto es especialmente evidente durante la menopausia, cuando el cuerpo empieza a producir menos cantidad de las hormonas sexuales femeninas estrógeno y progesterona. Debido al desequilibrio hormonal y a la falta de aporte hormonal, muchas mujeres tienen problemas de salud como desgana, fatiga, sofocos, sudoración, trastornos del sueño o cambios en la piel y las mucosas.
Hay muchas maneras de influir positivamente en los estrógenos, la progesterona y otras hormonas importantes, mejorando así las funciones naturales del organismo. La base de un buen nivel hormonal es una dieta sana y equilibrada, rica en proteínas y grasas saludables, un enfoque saludable del estrés, ejercicio y suficientes horas de sueño. Muchos suplementos diferentes también pueden ayudar a mejorar los niveles hormonales, pero también muchos otros valores sanguíneos relevantes, de forma natural y sostenible. El entrenamiento físico regular, con o sin pesas, también aumenta con éxito la producción de hormonas y, por tanto, mejora la salud.

Salud en la vejez

Con la edad aumenta el riesgo de padecer diversas enfermedades. Esto ocurre por el proceso natural de envejecimiento. Las hormonas se degradan gradualmente y en el interior del organismo el proceso de envejecimiento afecta a macromoléculas como las enzimas o el ADN, lo que repercute en el funcionamiento de células y órganos. El cuerpo pierde su capacidad de regenerarse y repararse. Entre las enfermedades más comunes de la vejez figuran las cardiovasculares, como la hipertensión, la arteriosclerosis y los infartos de miocardio. La diabetes es otra enfermedad común de la vejez, causada por la falta de insulina o la resistencia a la insulina acumulada. El cáncer y la enfermedad de Alzheimer también son enfermedades de la vejez, a menudo heredadas o desarrolladas por una disposición genética.
Por supuesto, no es posible evitar por completo estas y otras enfermedades de la vejez. Sin embargo, se pueden tomar una serie de medidas para mantener la salud de la mejor manera posible y ralentizar con éxito la progresión de las enfermedades relacionadas con la edad existentes y mejorar los síntomas. La base es una dieta sana rica en vitaminas, oligoelementos, grasas buenas y proteínas. Los suplementos ayudan a absorber estas sustancias activas más fácilmente y en las dosis adecuadas necesarias. Otros complementos dietéticos especiales pueden utilizarse de forma específica y eficaz para determinados cuadros clínicos. El entrenamiento físico con pesas ayuda a producir hormonas y a reforzar la salud celular.
Chat öffnen
1
Haben Sie Fragen ?
Hallo Alex Nino hier,
was kann ich für Sie tun ?