Suplementos nutricionales personalizados

La suplementación nutricional es un tema muy importante que a menudo se subestima. Los suplementos adecuados adaptados a las necesidades de cada organismo, ya sean proteínas, colágenos, grasas omega 3, vitaminas, minerales, oligoelementos, enzimas, etc. pueden hacer maravillas. Pueden tener un efecto directo sobre el organismo y ayudarle a estar más sano, a vivir más tiempo, a protegerse contra las enfermedades, pero también a perder grasa o a desarrollar los músculos.
Muchas personas ya consumen suplementos sin saber lo que realmente están tomando. Una ingesta incorrecta puede provocar ineficacia o incluso efectos indeseables y secundarios. La dosis de muchos suplementos también suele elegirse de forma arbitraria y, en cualquier caso, no está diseñada para las necesidades reales del individuo.
Basándome en nuestra conversación detallada y en el análisis corporal, puedo crear un plan personalizado con todos los suplementos que realmente tienen sentido para ti y en la cantidad de principios activos que tu cuerpo necesita y tolera. También producimos nuestros propios suplementos Body Academy personalizados para este fin.
A continuación, hablaré de algunos de los suplementos dietéticos más importantes:

Enzimas

Las enzimas son proteínas que desempeñan un papel importante en muchas reacciones bioquímicas del organismo. Intervienen en muchos procesos corporales, como la digestión de los alimentos, la producción de hormonas y neurotransmisores y la regulación del metabolismo. Sin enzimas, muchos de estos procesos no podrían tener lugar o serían significativamente más lentos.
Las lipasas, por ejemplo, descomponen las grasas en ácidos grasos libres y glicerol. Las amilasas transforman los hidratos de carbono en azúcares simples. Las proteasas dividen las proteínas en aminoácidos individuales. La enzima bromelaína como suplemento tiene un efecto antiinflamatorio, además de favorecer la circulación sanguínea y aliviar el dolor. La papaína ayuda con los problemas digestivos y la inflamación. La pancreatina ayuda eficazmente al páncreas a digerir mejor los alimentos y, por ejemplo, a transformar mejor los azúcares y las grasas.

Vitaminas / Minerales / Oligoelementos

Las vitaminas, los minerales y los oligoelementos ayudan a mantener sano todo el organismo y ralentizan el proceso de envejecimiento.
Entre las vitaminas más importantes se encuentran las vitaminas A, B, C, D y E. La vitamina A favorece la renovación celular y puede ayudar a reducir las líneas de expresión y las arrugas. Las vitaminas del grupo B son importantes para el metabolismo y la formación de la sangre, entre otras cosas, así como para el funcionamiento de los nervios y el sistema inmunitario. La vitamina C es un potente antioxidante que favorece la producción de colágeno y protege la piel de los daños causados por los radicales libres. La vitamina D es importante para la salud de los huesos, ya que almacena minerales en ellos. La vitamina E es otro antioxidante que elimina los radicales que atacan los ácidos grasos de las células del organismo. También contribuye a la elasticidad de la piel.
Los minerales más importantes son el calcio, el potasio y, por supuesto, el magnesio. El calcio es necesario para muchas funciones corporales. Desempeña un papel importante en la coagulación de la sangre, la actividad muscular y nerviosa, la defensa contra la inflamación y las alergias, y la función del corazón, los pulmones y los riñones. El potasio desempeña un papel importante en el equilibrio ácido-base, la función cardiaca y la regulación de la presión arterial. El organismo necesita magnesio para la síntesis de proteínas, el funcionamiento de los músculos y el corazón, los nervios, la estructura de los huesos, el control del azúcar en sangre y la regulación de la presión arterial.
Los oligoelementos esenciales más importantes son el hierro, el cobre, el selenio y el zinc. El hierro es importante para las vías metabólicas y el transporte de oxígeno, entre otras cosas. El cobre es importante para la producción de energía y la protección de las membranas celulares. Como componente de las enzimas antioxidantes, el selenio es importante, entre otras cosas, para proteger al organismo de los daños celulares causados por los radicales. Otras enzimas dependientes del selenio regulan el equilibrio de la hormona tiroidea o son componentes básicos del esperma. El zinc es importante para el crecimiento celular, la cicatrización de heridas y diversos procesos metabólicos. El zinc y el selenio también contribuyen a la producción de colágeno y elastina en la piel, por lo que desempeñan un papel importante en la reducción de arrugas y líneas de expresión.

Proteínas / Aminoácidos / Colágeno

Las proteínas no sólo son una parte importante de nuestra dieta, sino que también son cruciales para nuestra salud, antienvejecimiento y forma física. Contribuye a la reparación y regeneración de las células y tejidos de nuestro cuerpo. Una ingesta adecuada de proteínas puede ayudar a mantener y fortalecer músculos, huesos y órganos. Puede tener sentido, ya sea para desarrollar o mantener la masa muscular, consumir proteínas en forma de polvo para cubrir las necesidades diarias o incluso evitar las fuentes animales.
Los aminoácidos son los componentes básicos de las proteínas y en ellas se encuentran 20 tipos diferentes de aminoácidos. Ocho de estos aminoácidos son esenciales y no pueden ser producidos por el organismo, por lo que deben ser ingeridos a través de la alimentación normal o de suplementos. Los doce aminoácidos restantes pueden ser producidos por el propio organismo o parcialmente (aminoácidos semiesenciales). Ciertos aminoácidos aplicados individualmente y en dosis adecuadas pueden ayudar a relajarse mejor, dormir mejor o concentrarse mejor. Otros aminoácidos aumentan la energía, el flujo sanguíneo o la digestión y quema de grasas.
El colágeno, que también está formado por proteínas, es un componente importante del tejido conjuntivo. El colágeno se diferencia en distintos tipos que desempeñan diferentes funciones para el organismo. Con la edad, el organismo produce menos colágeno, lo que conduce inevitablemente a una pérdida natural de firmeza y tonicidad de la piel. Por lo tanto, el colágeno desempeña un papel importante en la lucha contra el envejecimiento y la debilidad del tejido conjuntivo. Su ingesta regular en dosis adecuadas ayuda a mejorar la elasticidad de la piel y a reducir las arrugas.

Los aminoácidos de un vistazo

Plantas medicinales y sustancias vegetales secundarias

Una planta o hierba medicinal es una planta que se utiliza interna o externamente para curar y/o aliviar problemas de salud. Puede procesarse y administrarse en una amplia variedad de formas. Los compuestos secundarios de las plantas son compuestos naturales presentes en diversas especies vegetales y conocidos por sus posibles propiedades beneficiosas para la salud. Muchos de estos compuestos vegetales pueden mejorar la salud de forma natural, servir de apoyo a los medicamentos o incluso sustituirlos en algunos casos.
Un ejemplo de sustancia vegetal secundaria es la ashwagandha, también conocida como Withania Somnifera. La ashwagandha refuerza el sistema inmunitario, reduce el estrés y mejora las funciones cognitivas del organismo. También puede ayudar con los trastornos del sueño, la ansiedad y la depresión. La cúrcuma, también conocida como turmeric, tiene potentes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes en dosis adecuadas. También puede ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas, el cáncer y la enfermedad de Alzheimer. La maca, también conocida como Lepidium meyenii, puede mejorar la función sexual, los niveles de energía o el estado de ánimo, por ejemplo. Puede ayudar a equilibrar las hormonas y prevenir la osteoporosis.
Muchas otras sustancias vegetales pueden hacer maravillas para la salud, pero también para el antienvejecimiento, dependiendo del problema, el objetivo y la dosis, así como de otros factores como las combinaciones de principios activos o los momentos de ingesta.

Ácidos grasos

En lo que respecta a las grasas, en primer lugar es importante distinguir entre las grasas buenas y vitales y las grasas malas. En segundo lugar, se trata de la proporción correcta en la ingesta de grasas en general, que decide si podemos utilizar la grasa de forma sensata, por ejemplo para la función del cerebro o las hormonas, o si la almacenamos en forma de depósitos de grasa en el cuerpo.
Los ácidos grasos omega-3 se encuentran entre las grasas buenas. Los encontramos en forma de ALA (ácido alfa lipoico) en las plantas y en forma de EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico) en los alimentos de origen animal. Son ácidos grasos esenciales para mantener un organismo sano. El EPA y el DHA son conocidos por sus propiedades antiinflamatorias y pueden ayudar a prevenir y combatir diversos problemas de salud como las cardiopatías, la diabetes, la artritis y la enfermedad de Alzheimer, o mejorar la función cognitiva, el estado de ánimo y la calidad del sueño.
Las grasas MCT (triglicéridos de cadena media) ayudan al organismo a permanecer más tiempo en el estado de cetosis, que es el que quema la grasa. Esto equilibra los niveles de azúcar en sangre y ayuda a perder peso. Los fosfolípidos favorecen el metabolismo celular y garantizan la entrada en la célula de las sustancias necesarias y la eliminación de las sustancias usadas. También desempeñan un papel importante a la hora de mantener las sustancias tóxicas alejadas de las células.
Chat öffnen
1
Haben Sie Fragen ?
Hallo Alex Nino hier,
was kann ich für Sie tun ?